Opinión de la semana: El cierre del comercio, el gran síntoma.

ja web 1

Decíamos que la austeridad no iba a ser la solución para todos los problemas. Decíamos que los recortes iban a ser peligrosos, dañinos para los que los sufrían y generadores de daños colaterales para la economía general. Y ya empezamos a ver los primeros, graves y preocupantes síntomas. La Junta , la propia Junta, admite que la subida de los impuestos, los recortes a los funcionarios y, por supuesto, los despidos y el crecimiento del paro han llevado a la pérdida de más de 9.000 empleos en el comercio de la comunidad, un sector en el que crece el empleo en todas las autonomías limítrofes.

En la ciudad de León, han cerrado ya 60 comercios en tres meses. Y el comercio ha sido siempre uno de los puntales de la economía local –como eran la minería y la ganadería de la provincia-. Ahora, sin visos de que el PP implante ninguna iniciativa generadora de empleo, sin políticas de desarrollo económico y sin asegurar, siquiera, el poder adquisitivo de los empleados públicos –un tercio de los trabajadores en la provincia- la condena al paro y la precariedad parecen obvios e ineludibles.

Demostrado queda como todos sabíamos, menos el PP, que el recorte en los salarios, la subida del IVA y la amenaza constante a los trabajadores no iba a incentivar el consumo y que esos cierres estaban anunciados.

El cierre de los comercios es uno más de los síntomas del fracaso de la política restrictiva del PP. O ponemos soluciones ya o no tendrá vuelta atrás.

Implantar políticas de crecimiento económico, aplicar ayudas al emprendimiento y, por supuesto, mantener el poder adquisitivo de pensionistas y trabajadores públicos puede ser ya no suficiente pero, desde luego, es imprescindible si no queremos más cierres, más paro y más despoblación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *