Opinión de la semana: Diez llamadas al día para pedir comida y la Junta dice que no hay dramas

JA 10

Entre los cientos de titulares que esta semana aparecieron en la prensa quiero relacionar dos que, por su trascendencia, no creo que deban pasar desapercibidos. “El Teléfono de Emergencias 012 de la Junta de Castilla y León ha recibido en un solo mes 321 llamadas de familias pidiendo alimentos con los que poder comer”, señala la primera, recogida el día 16 en el Norte de Castilla.

Y “la Junta argumenta que no registran episodios dramáticos en la comunidad” con respecto a los desahucios, subtítulo publicado en La Crónica de León.

Me temo que la Junta de Castilla y León, como ente, y sus responsables, como representantes públicos, han perdido el referente de lo que es importante, prioritario, urgente o esencial para la ciudadanía. Quizá ellos no vean dramas en las más de 600 familias que en tres meses han pedido ayuda para evitar un desahucio, quizá no consideren esencial que más de diez familias al día –y sin publicitar el programa- soliciten ayuda para alimentos, quizá no consideren necesario abordar la situación de los miles de personas que acuden a los servicios sociales reclamando ayudas de emergencia, quizá no han constatado que decenas de niños acuden a sus colegios sin libros ni material escolar… pero es imprescindible de que se conciencien de que eso está pasando en nuestra ciudad: miles de familias carecen de cualquier prestación económica y hace mucho, mucho tiempo ya, que todas las Oenegés que trabajan en programas de atención a la pobreza vienen alertando de estos auténticos dramas que se viven en la puerta de al lado.

¿O es que la Junta (y por extensión el PP) aún no se ha dado cuenta de que más del 20% de la población de León está por debajo del umbral de la pobreza?. Pues apunten el dato y trabajen en consecuencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *