La opinión de la semana: En vía muerta

JA 10b
El día que el PSOE perdió las elecciones locales se abrió un nuevo escenario para León que se confirmó sólo unos meses después con el acceso del PP al Gobierno Central. Muchos éramos conscientes de que este resultado electoral iba a ser el desencadenante de la eliminación de proyectos, del recorte de inversiones y, de nuevo, del olvido de León para el desarrollo económico. No es porque seamos agoreros si no porque tenemos el precedente de lo que ha ocurrido con León con el PP en la Junta y de lo que pasa cada vez que el partido conservador gestiona en Madrid.
Los que vaticinábamos un pésimo resultado de las gestiones del PP hemos visto cómo se confirmaban todos nuestros temores y algunos más. Apenas año y medio después de la llegada del PP al Gobierno central Fomento ha descartado todos los plazos, proyectos e inversiones previstos en la anterior legislatura. Nada queda de la llegada del AVE en un tiempo razonable, del proyecto de Centro de Control, de la integración ferroviaria… Retrasos amenazan con una demora sine die la León-Valladolid o los centros logísticos.
Pero lo que no esperábamos, porque al menos antes mantenían la formas, era el silencio cómplice, connivente y culpable del alcalde. Amilivia por lo menos protestaba aunque fuera con la boca pequeña y Morano gritaba, en aras de su leonesismo diferenciador, los agravios con León.
Emilio Gutiérrez llegó con el objetivo de obedecer a su jefa y en el camino lo único que ha ganado únicamente es señores. Señores que le mandan y a los que obedece sin recato ni pudor. Ni una sola crítica a quienes destruyen el futuro de León y ni una sola palabra contra los que se cargan también el presente sea este la escuela de maquinistas, la Ciudad del Mayor, el CRC o el aeropuerto.
Calladito igual gana un ascenso en el partido. A costa de los leoneses, pero una promoción para él que, al fin y al cabo, ha demostrado desde que es alcalde, que es lo único que le importa y, desde luego, no el futuro de los leoneses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *