La opinión de José Antonio Diez: Que no perdamos este tren

José Antonio Diez durante la pegada de carteles movilizando por el mantenimiento de las infraestructuras ferroviarias.
José Antonio Diez durante la pegada de carteles movilizando por el mantenimiento de las infraestructuras ferroviarias.

Llevamos más de dos años alertando de que la Alta Velocidad no llegaría en las mejores condiciones a León, que lo haría tarde y mal. Llevamos dos años alertando que el proyecto de FEVE, la integración del ferrocarril en la ciudad, no iba a cumplir con ese objetivo debido a los recortes en el presupuesto, los cambios en el proyecto y el abandono del proyecto de ramal a los hospitales y la Universidad.
Dos años en los que el alcalde, y toda su cohorte de palmeros, repetían hasta la saciedad que éramos agoreros y los responsables de todo lo malo ocurrido en los últimos veinte siglos. Pero ahora, por fin tras dos años de vueltas y revueltas, el PP ha confirmado desde Madrid y sotto vocce que no habrá soterramiento, que no habrá proyecto de FEVE –ni poco ni mucho, el tren quedará en La Asunción- y la Alta Velocidad llegará en vía única (con las medidas de seguridad y la posibilidad de enlaces totalmente reducida) y con años de retraso. También se ha confirmado que el CRC, ese centro de control del tráfico ferroviario, no ocupará el edificio que el PSOE levantó y sus puestos de trabajo se trasladarán a Madrid. Otro logro más del Partido Popular, que diría Alfredo Prada.
Y ahora, que ya no se puede culpar al PSOE no faltan voces pagadas y acreditadas, voces pagadas por sus servicios con cargos o con prebendas que a veces no van más allá de un “qué bueno lo tuyo”, voces que justifican estos recortes: no es el momento, no hay disponibilidad, es un despilfarro, el proyecto anterior –que era igual o menos ambicioso a otros sufragados- era de megalómanos y no era asumible… No faltan voces que, como la del alcalde, se pliegan y aceptan que para León no lleguen ni las migajas mientras otros se dan el festín.
Por eso y porque está demostrado que sin movilización no habrá obras y, por supuesto, no habrá futuro ni para nosotros ni para nuestros hijos, creo que nuestra presencia en la manifestación del domingo es imprescindible. Solo mostrando al PP, al Gobierno de España, que estamos todos juntos contra este ataque frontal a nuestro futuro podremos hacer fuerza y conseguir que “no perdamos este tren”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *