La opinión de José Antonio Diez: La esperada espantada del PP

Lectura del manifiesto en defensa de las infraestructuras ferroviarias
La responsabilidad social no se halla, evidentemente, solo en el compromiso político. Existen ejemplos continuos de trabajo por y para la comunidad en todos los ámbitos sociales y la política entendida como la atención a lo público aparece en todos ellos. Las leonesas y los leoneses dieron el pasado día 6 una muestra de compromiso con lo público en la manifestación en defensa de las infraestructuras ferroviarias: los colectivos sociales y vecinales, los medios de comunicación, los sindicatos y, por supuesto, muchos políticos. Muchos que no todos, más interesados en defender sus prebendas que en defender lo público, como quedó de manifiesto.
Por ello, no sorprende la salida hoy de la Cumbre Social del PP. Es más, era esperada porque dentro de una plataforma unida únicamente en defensa de los intereses de León, la presencia del partido conservador aparecía como un contrasentido al oír las declaraciones que, fuera de este marco, realizaban sus representantes. Y lo que es más doloroso, las declaraciones que hacen en los Presupuestos Generales del Estado o en los presupuestos de Adif a la hora de licitar y ejecutar obras para León.
El PP ha dado hoy una muestra de claridad que les debemos agradecer. Estaban por estar dentro de la Cumbre Social. Ahora ha quedado de manifiesto que no debieron entrar, que no encajaban en una plataforma en defensa de los intereses y necesidades de los leoneses.
Ahora, el alcalde que nadó y guardó la ropa con su presencia –a título personal, de alcalde o de miembro del PP, que de todo se explicó- deberá demostrar que él si está con la Cumbre Social y por la llegada del AVE en las condiciones previstas inicialmente, las integraciones ferroviarias y, por supuesto, la centralidad de las estaciones.
Carrasco, de nuevo, le ha dejado un caramelo envenado al alcalde que, como siempre, tirará por la calle del medio. Si pero no. Defiendo de palabra estas obras pero no hago nada para conseguirlas. O sino, al tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *