La opinión de José Antonio Diez: El puente de La Lastra

José Antonio Diez en una comparecencia ante los medios en la sede municipal.
José Antonio Diez en una comparecencia ante los medios en la sede municipal.
Vaya por delante que la apertura del puente de La Lastra es una buena noticia y, por ello, desde el PSOE no hemos querido entrar en más polémica durante la realización de las obras, una polémica que podría haber retrasado aún más la viabilidad de este enlace esencial para los vecinos de León.
Pero una vez abierto el enlace y con los coches ya pasando y los restos arqueológicos tapados a cal y canto, sí que considero necesario hacer una serie de puntualizaciones que aclaren por qué se han tardado siete años en hacer estas obras. La única responsabilidad de este retraso es de la Junta de Castilla y León y, más concretamente, de la Comisión de Patrimonio que, como tantas veces ha hecho política con sus decisiones.
Curiosamente, Patrimonio se negó a aceptar el proyecto que hace más de cinco años presentó el PSOE para este puente. Se negó a autorizarlo y demorando la solución para su construcción impidió la apertura. Nada más llegar el PP al Gobierno municipal (qué curioso) tapar los restos romanos allí encontrados ya no era una aberración y siguiendo básicamente el mismo trazado previsto inicialmente se pudo hacer la obra. Así Emilio Gutiérrez podrá inaugurar algo dado que el resto de los proyectos de obras de León están parados y bien parados por el PP.
Algún día, Patrimonio tendrá que dar explicaciones sobre qué argumentos –más allá de la política- les hace autorizar o no unas obras, paralizar o no proyectos, salvar unos restos históricos y no otros. Porque siendo legos en la materia, a los miles de leoneses nos parece que siempre hay un tinte político en las autorizaciones y una justificación que, desde luego, no es arqueológica en la salvaguarda de los restos. Más bien nos parece que hay una razón lógica: Si el beneficiado por la obra es el PP se hace, sino se paraliza con argumentos peregrinos o subjetivos al menos y que pague el coste el PSOE. Digno de estudio, desde luego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *