La opinión de José Antonio Diez: La parte contratante del ICO…

José Antonio Diez
José Antonio Diez

El guion del préstamo que ha firmado el Ayuntamiento de León para el plan de pago a proveedores parece que lo hubiera escrito el mismísimo Groucho Marx y lo explicara su hermano mudito Harpo.
Así se podría entender por qué el alcalde, mudito, no haya explicado a los leoneses y las leonesas que la prolongación del pacto de devolución no responde a una gracia, prevenda o regalo que haga el Ministerio de Hacienda a los ayuntamientos que “han hecho los deberes” como dice Emilio Gutiérrez, sino que son condiciones excepcionales para “los ayuntamientos con problemas muy graves de liquidez”, unos 360 en España, que deben, además aprobar nuevos planes de ajuste y establecer medidas de control más estrictas, es decir, apretar más el cinturón de los servicios, del personal y de las prestaciones a la ciudadanía.
Por eso no lo explica Harpo Gutiérrez.
El alcalde de León ha eliminado las tres o cuatro primeras partes del contrato, aquellas en las que se explica eso de que la parte contratante de la primera parte aplicará más sacrificios a la ciudanía. La segunda cláusula, en la que se indica que la parte contratante deberá abonar 100 millones de euros más en intereses. La tercera parte o cláusula del contrato, aquella que nos dice que León no podrá realizar inversiones en dos décadas.
Eliminada también de este guion-préstamo, que la parte contratante de la segunda parte aplicará un interés superior al 5% al crédito, unos intereses que irán directamente a los bancos.
Total, que de todo el contrato apenas quedan la disposición final –a las familias leonesas le costará 270 millones de euros el pago de este crédito- y la firma de la primera y la segunda parte contratante: los gestores del PP que han jugado una buena trastada a León y a los leoneses. Montoro y Gutiérrez. Groucho y Mudito Harpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *