La opinión de José Antonio Diez: Queridos y coherentes

José Antonio Diez
Existen dos puntos esenciales a la hora de valorar los resultados de las Elecciones Europeas del pasado domingo: la alta abstención y la fragmentación del voto. Dos elementos que nos aclaran mucho el desencanto ciudadano con los partidos mayoritarios los que, tienen o han tenido, poder.
La abstención confirma un desapego real de la ciudadanía con la política del que, desde luego, debemos sentirnos todos responsables. Políticos, medios de comunicación y, cómo no, sociedad en general. No somos capaces de entender la importancia que tiene poder decidir quién nos gobierna y quién decide las líneas esenciales de la política. El 80% de las directrices que determinan nuestro día a día se toman en Europa y sin embargo el 53% de los leoneses y leonesas no quisieron tomar partido.
En cuanto a la fragmentación del voto, al PSOE nos hace reflexionar y mucho. Llevamos meses intentando recuperar el pulso de una calle que nos ha dado la espalda y no hemos sabido captar el descontento –que lo hay y mayoritario- con el PP, que si bien se ha erigido en la fuerza más votada ha perdido más de 9.000 votos en la ciudad respecto a las Elecciones de 2009. El PP lo está haciendo mal, muy mal, y los ciudadanos se lo han recordado con 2,5 millones de votos menos en el conjunto nacional.
Pero ¿y el PSOE? Evidentemente no estamos haciendo las cosas bien. Los leoneses y leonesas nos lo han recordado y nos han dicho que quieren políticas de izquierdas (el voto a opciones progresistas es mayoritario) pero no la que hace ahora el Partido Socialista. Quieren un cambio que, evidentemente, el PSOE es capaz de hacer. Yo diría que es la única fuerza política capaz de hacerlo. Porque el PSOE sólo tiene que recuperar su ideario y dejar de ceder a la presión de los intereses de los poderes fácticos para conseguir sintonizar con los ciudadanos. En el momento en que recuperemos el gran valor de nuestras ideas y antepongamos estas a otras prioridades que, sin duda, han marcado nuestras decisiones generales en los últimos años podremos crecer.
La justicia, la igualdad de oportunidades, la solidaridad y, desde luego, la resolución de los problemas de los ciudadanos, y especialmente, de los que más lo necesitan han de ser nuestro único santo y seña. Dejemos ya de ceder a las presiones, de aceptar la agenda de temas que marca el PP (desde Europa o desde la autonomía) y marquemos nuestros territorios ideológico y de acción. Si así los ciudadanos no nos eligen al menos seremos coherentes con nuestro postulado ideológico y nuestro proyecto. Ahora no somos ni queridos ni coherentes.

2 comentarios sobre “La opinión de José Antonio Diez: Queridos y coherentes

  1. minipunk Contestar

    Yo NO creo que la sociedad esté demandando una política más de izquierdas, en mi opinión lo que demanda es un cambio institucional, no ideológico, si no de funcionamiento.

    Personalmente me opongo radicalmente a los puestos de trabajo de libre designación.

    Me encantaría poder ver todos los números de cualquier administración, ver los concursos públicos antes de que se adjudiquen, ver quien y por qué redacta las condiciones y un mecanismo para poder denunciar irregularidades (para ello también necesitamos una ley que penalice estas mismas).

    Me gustaría que la ley imposibilitara la concesión de indultos al marjen de los tribunales de justicia.

    Me gustaría que si un cargo público actua mal y se sanciona, a un Ayuntamiento o cualquier otra administración, sea la persona el responsable subsidiario y no dinero público quien cargue con esa responsabilidad.

    Me gustaría una ley que penalizara la amnistia fiscal con caracter retroactivo.

    Me gustaría que los medios de comunicación fuesen subvencionados en función directa de su público y no de su línea editorial.

    Me gustaría que ningún político pudiese formar parte de un consejo de administración de una gran empresa, por que entiendo que no es un trabajo al uso y se le paga un sueldo exagerado a cambio de tráfico de influencias.

    No se si se hace una idea, no creo que esto sea izquierda o derecha, más bien creo que es sentido común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *