Lo preocupante es el mañana

El candidato a la Alcaldía de León en la calle Ancha.
El candidato a la Alcaldía de León en la calle Ancha.

El alcalde (o lo que queda de su Equipo de Gobierno) han tenido el descaro de presumir del “buen ritmo de las obras” del Palacio de Congresos que permitirán que la primera fase del complejo esté lista en 2016. En la noticia se olvidan de recordar que esta fecha habrá supuesto casi  cuatro años sobre la inicialmente prevista para la conclusión de estos trabajos que comenzaron el 2011, solo tres meses después de que Emilio Gutiérrez se sentara como alcalde y gracias, por supuesto, a lo que había obtenido como herencia socialista. La demora total está aún por ver, que quedan muchas “reprogramaciones” pendientes.

Pero lo que nos preocupa ya no es este retraso, es el mañana.

¿Qué pasará cuando el Palacio de Congresos abra sus puertas? No existe constancia en ninguna comisión ni órgano municipal ni siquiera de la negociación de contratos para celebrar congresos en este recinto. Es más, el Palacio de Congreso no aparece como instalación cuando León publicita sus espacios para eventos.

Así las cosas, con unos cronogramas que obligan al cierre de grandes congresos con dos años de antelación, todo nos lleva a pensar que cuando se acaben las obras estaremos años esperando el primer certamen de relevancia.

Precedentes de mal uso tenemos tantos. A modo de ejemplo, un alto cargo del Ministerio de Cultura denunció hace solo unas semanas que el Auditorio está infrautilizado. Vamos, como si hubiera oído nuestras denuncias continuas.

En el Palacín, el Ayuntamiento ha publicitado la celebración de ocho eventos en dos años. Es muy difícil saber cuántos ha habido por la nula transparencia municipal pero no pueden ser muchos más dada la falta de promoción de este espacio.

Lo dicho, si preocupantes es el hoy del Palacio de Congresos más lo es su mañana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *