Gobernar también es la leche, Silván

Este luMarcha blanca de ganaderos en su salida en Leónnes arrancó la llamada marcha blanca, una protesta de los ganaderos de vacuno de leche convocada por la Organización de Productores de Leche y las organizaciones agrarias de la provincia, a la que se han sumado desde otros puntos de la geografía española con el mismo problema.

Las reivindicaciones de los participantes en la marcha son justas, pidiendo un precio mínimo por litro de leche, lo que evitaría seguir produciendo a pérdidas como lo hacen actualmente, lo que supone una ruina total y absoluta para las familias del sector, así como otras medidas como que figure en el etiquetado de la leche el origen de la misma, se incentive el consumo nacional así como el cooperativismo para hacer frente a los abusos de la industria en un país como el nuestro, donde, paradójicamente, nuestras explotaciones tienen que pensar en cerrar al tiempo que seguimos importando leche para el consumo ante la pasividad total y absoluta de los gobiernos del PP.

La importancia de la ganadería de vacuno en nuestra provincia es muy importante tanto para la fijación de población como para la potenciación de otras actividades complementarias como la agricultura. Y cualquier mala noticia para la provincia es mala para la ciudad. Porque si la provincia se resfría León a la larga también estornuda.

En estas primeras etapas estamos viendo como en la salida y la llegada la marcha está recibiendo el apoyo de los alcaldes independientemente del color político. La presencia en San Marcelo del alcalde Silván apoyando las reivindicaciones hubiera sido un buen punto de inflexión para que abandonara su habitual sumisión a los intereses del partido y cambiara radicalmente su actitud hacia otra más combativa que se tradujera en el futuro en la exigencia permanente de un trato más digno a León en infraestructuras y desarrollo para León desde la Junta y el Gobierno Central. Y las Cortes de Castilla y León, donde ocupa un escaño, era un buen lugar para hacerse oír.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *